Desde que empezamos a trabajar en el documental “Almas del mar Bermellón” hace un año más o menos, nos hemos enfrentado con una cuestión crucial: ¿Qué puede hacer la gente para ayudar a la vaquita marina? Para la mayoría de los temas relacionados con la protección medioambiental, suele haber un enfoque bastante clara para que el público actúe y se involucre. Este no es el caso para la crisis a la que se enfrenta la vaquita marina, y creo que es importante explicar por qué esta pregunta aparentemente simple tiene una respuesta muy compleja.

20080814_vaquitaComencemos por la causa del declive de la vaquita marina: las redes agalleras. Hay muchos tipos de redes agalleras, y las investigaciones han descubierto que las redes agalleras que se utilizan para pescar totoaba, una especie de pez grande muy cotizado por el alto valor de su vejiga natatoria, son las responsables de la mayoría de las muertes de vaquita por quedar atrapadas en ellas. Esto se debe a que la vaquita y la totoaba tienen un tamaño parecido, por lo que las redes agalleras diseñadas para atrapar totoabas, también son efectivas para atrapar a la vaquita marina.

Sin embargo este tipo de redes no es el único responsable. Otros tipos de redes agalleras diseñadas para pescar pescados más pequeños, también pueden atrapar y enredar a la vaquita. Redes agalleras utilizadas para pescar camarón y otras especies de pescado de aleta también pueden ser fatales para la vaquita marina. Esto es relevante a la hora de plantearse cómo la gente puede ayudar a la vaquita marina, porque si podemos reducir la demanda de las especies que se pescan con las redes agalleras en el norte del Golfo de California, ésto beneficiaría a la vaquita marina.

Pesca con redes agalleras en la parte superior del Golfo de California. En la parte superior derecha una vaquita muerta enredada en una red agallera.

Pesca con redes agalleras en la parte superior del Golfo de California. En la parte superior derecha una vaquita muerta enredada en una red agallera.

La mayoría de la población de Estados Unidos y México nunca han oido hablar de la totoaba, y probablemente no considerarán el mercado chino de la vejiga marina de esta especie extraño y absurdo. Sin embargo hay muchas personas en los Estados Unidos y México que consumen de manera regular camarón y otros mariscos, que pueden proceder de la parte alta del Golfo de California, así que quizás podamos tener un impacto positivo si somos más conscientes del marisco que compramos. El Sur de California en particular, ha tenido históricamente mucha demanda del marisco que proviene del Golfo norteño, y mucha gente se ha centrado en esta conexión entre la pesca de camarón y los campañas para salvar a la vaquita marina.

Cuando el gobierno mexicano prohibió hace un año el uso de las redes agalleras, dentro de la zona de la vaquita marina, los defensores y protectores de la vaquita marina tenían esperanzas de que sería una oportunidad para crear pesca de camarón en la parte alta del Golfo de California, más sostenible y respetuosa con la vaquita marina. Parecía posible, puesto que antes de que las redes agalleras pasaran a ser el método más común para pescar camarón en esta región, tradicionalmente se utilizaban redes de arrastre pequeñas. Parecía posible que se diseñara una red de arrastre nueva a pequeña escala que mantuviera la pesca de camarón activa, a la vez que la vaquita marina estuviera a salvo.

Sin embargo las cosas no salieron como los defensores de la vaquita marina esperaban. Las razones varían según a quien preguntes. Algunos hablan de la dificultad de diseñar un sistema alternativo de redes que sea igual de eficiente que las redes agalleras, mientras que otros culpabilizan a la corrupción dentro de las agencias gubernamentales responsables de supervisar estos programas alternativos de redes. En cualquiera de los dos casos, el resultado de la prohibición de las redes agalleras en México supuso la casi total eliminación de la pesca de camarón en la parte alta del Golfo.

Para rematar, incluso si estos esfuerzos para desarrollar y promover el uso de sistemas de redes alternativas tienen éxito, habrá sido muy difícil para los consumidores en los Estados Unidos identificar el camarón que es respetuoso con la vaquita marina. La razón para ello es que las indicaciones para el consumidor de marisco sostenible como las del conocido proyecto de Seafood Watch (Vigilancia del marisco) del Acuárium de la bahía de Monterey, basa sus recomendaciones en datos brutos. Puesto que no ha habido investigaciones sobre la situación de la población de camarón azul en la parte alta del Golfo, Seafood Watch no recomendará que los consumidores compren cualquier tipo de camarón sin importar el tipo de red con el que haya sido capturado. Por lo tanto, incluso si hubiera un camarón “respetuoso con la vaquita marina” proveniente del la parte alta del Golfo, sería muy difícil que esto fuera transmitido al consumidor estadounidense. Esto también tiene implicaciones para los pescadores del la parte alta del Golfo. Si pudieran comercializar su camarón “respetuoso con la vaquita” en Estados Unidos como un producto “criado de manera sostenible”, el precio de este producto sería mucho más alto. Como este no es el caso, el camarón atrapado con este sistema alternativo nuevo de redes, probablemente tendría el mismo precio que el camarón capturado con redes agalleras.

En el sur de California, se está trabajando de manera permanente para crear una marca “respetuosa con la vaquita” que permitiría que los pescadores que eligen utilizar un sistema de redes alternativo obtengan un precio justo para su producto, pero como estos sistemas de redes alternativos han sido adoptados por muy pocos pescadores, va a llevar tiempo que estos esfuerzos den su fruto. Esta frustración es compartido por la mayoría de las personas involucradas en las campañas para la protección de la vaquita marina, y además no es un tema de fácil solución.

Por lo tanto, la gente que no vive en la parte alta del Golfo ¿puede hacer algo para ayudar a la vaquita marina?

Tenemos varias ideas.

 

Visitar San Felipe y unirse a una de las patrullas de la playa

Las playas de esta comunidad de pescadores sin mucha actividad son espectaculares, y la zona es un destino turístico verdaderamente único. Simplemente visitando la ciudad, y gastando dólares de turista, usted está ayudando a la vaquita marina contribuyendo a que la industria turística de la región sea más viable económicamente. Hable con la gente local sobre la vaquita marina, y exprese su preocupación por la supervivencia de esta especie. Intentemos crear en San Felipe una economía basada en el turismo que incorpore la presencia de la vaquita marina.

Recientemente asistimos a la creación de un grupo nuevo en San Felipe denominado “Amigos del Comité de Acción de la Vaquita Marina”, cuya meta es conseguir involucrar a la gente local en la protección de la vaquita marina. El grupo está trabajando para aumentar la concienciación dentro de la comunidad sobre la vaquita marina, y va a crear patrullas en la playa para buscar actividad pesquera ilegal, e informar sobre mamíferos marinos en la playa que hayan muerto por quedar atrapados en las redes agalleras. Si le gustaría unirse a la primera línea para la protección de la vaquita marina, esta sería la manera de hacerlo.

Para más información sobre “Amigos del Comité de Acción de la Vaquita Marina”, únase a su grupo de Facebook aquí:

https://www.facebook.com/groups/1011722545573106/

 

¡Ayudarnos a correr la voz sobre la crisis a la que se enfrenta la vaquita marina!

A pesar de la cobertura que ha tenido la especie por parte de los principales medios de comunicación en las últimas semanas, la mayoría de gente en Estados Unidos y México todavía no tiene ni idea que es una vaquita marina, y lo que ha llevado a que esté tan cerca su extinción. Hable con sus amigo y familiares, y muéstreles nuestro nuevo documental de corta duración o cualquier información sobre la vaquita marina de las redes sociales.

Si usted está realmente motivado para ayudar a correr la voz sobre la vaquita marina, puede ayudarnos a organizar un evento para el “Día Internacional para salvar la vaquita marina” que se celebrará próximamente, organizado por el grupo “Viva Vaquita”. Pulse aquí para más información sobre este evento y cómo colaborar:

http://www.vivavaquita.org/international-save-the-vaquita-day.html

 

Donar dinero para la campaña de protección de la vaquita marina

Ahora mismo hay muchos grupos trabajando de manera incansable para evitar la extinción de la vaquita marina. Muchos de estos grupos son organizaciones sin ánimo de lucro que dependen de las donaciones que reciben, y por lo tanto agradecerían mucho su apoyo. Aquí tienen varias maneras para que su donación cuente:

Viva Vaquita – Este grupo se creó en el 2009 por un grupo de investigadores y educadores concienciados provenientes de tres organizaciones diferentes: Cetos Research Organization, Save the Whales and The American Cetacean Society. El grupo trabaja para concienciar sobre la vaquita marina utilizando investigaciones y actividades educativas, incluida la creación del “Día Internacional para salvar la vaquita marina”. Puede hacer donaciones aquí:

http://www.vivavaquita.org/donate-for-vaquita.html

The Marine Mammal Center (El Centro de Mamíferos Marinos) – un grupo sin ánimo de lucro cuyo nombre es sinónimo de protección de mamíferos marinos. Han creado un fondo para la protección de la vaquita marina, cuya recaudación será utilizada para apoyar el desarrollo de aparejos de pesca alternativos, y proporcionar apoyo a las iniciativas de investigación como la del estudio de la vaquita realizado el pasado otoño. Para más información y donaciones consulte aquí:

http://www.marinemammalcenter.org/science/Working-with-Endangered-Species/vaquita.html

Wild Lens¡Contribuye a la producción de nuestro documental sobre la vaquita marina, Almas del mar Bermellón! Wild Lens es una productora sin ánimo de lucro que se ocupa de temas relacionados con la protección de la fauna, y que lleva trabajando en la diffusion de la historia de la vaquita marina desde el año pasado. Acabamos de estrenar nuestro primer documental de corta duración sobre la campaña para la protección de la vaquita, y estamos trabajando en la producción de un corte de media hora de la película más exhaustivo para finales de año, a la vez que continuamos filmando para nuestro documental final sobre la vaquita marina. Para hacer donaciones:

http://wildlensinc.org/donate/

 

Tome decisiones informadas cuando compre marisco

Aunque Seafood Watch y otras guías para la compra de marisco no tienen todavía una conexión directa con las campañas para la protección de la vaquita marina, esto no significa que no deban de prestarles atención. Seafood Watch, junto con otras guías de compra tales como FishWatch.gov son recursos muy importantes para aquellos que disfrutan consumiendo marisco, y que son parte de la solución a largo plazo de las campañas para la protección de la vida marina. Para más información sobre Seafood Watch:

http://www.seafoodwatch.org

 

Firme la petición en internet

Hay una serie de peticiones variadas en la red, con la intención de presionar a los oficiales del gobierno de México, Los Estados Unidos y China, para que se tomen más en serio la crisis a la que se enfrenta la vaquita marina, y conseguir que la prohibición de las redes agalleras sea permanente. Aquí puede encontrar dos de estas peticiones a las que merece la pena echar un vistazo:

Petición Viva Vaquita para conseguir la prohibición permanente de las redes agalleras:

https://www.change.org/p/make-the-gillnet-ban-permanent-to-save-the-vaquita

Petición de Green Peace para presionar a los ejecutivos de Hong Kong a parar el comercio ilegal de la vejiga natatoria de la totoaba:

https://act.greenpeace.org/ea-action/action?ea.client.id=1852&ea.campaign.id=38572

 

Para más información sobre este tema vea nuestro documental de corta duración:






Tags: ,



Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *